20

Nov

2017

Comunidades indígenas del Chaco paraguayo diseñan sus propios mapas para defender sus territorios

En el marco del proyecto: “Asistencia técnica y acompañamiento ecuménico para aumentar la seguridad alimentaria y acelerar el desarrollo comunitario en comunidades indígenas del Chaco paraguayo”, ejecutado por el Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE), con el apoyo de Church World Service, miembros de las comunidades indígenas de San Lázaro, ubicada en el departamento de Boquerón, y San Fernando, localizada en el departamento de Presidente Hayes, con asesoramiento técnico de consultores del Comité de Iglesias, elaboran de manera participativa los mapas de sus territorios. El objetivo principal perseguido es el fortalecimiento de las capacidades de sus pobladores, tendiente a ejercer la defensa de sus derechos y el manejo sostenible de su espacio geográfico tradicional, a fin de mejorar su calidad de vida.

En el mes de junio pasado, en ocasión de la quinta sesión de la Cumbre de la Sociedad Civil, llevada a cabo en la sede del Comité de Iglesias, pobladores indígenas del Chaco paraguayo, denunciaban las sistemáticas exclusiones de las que son víctimas a diario, las que se expresan en actos como la violación de sus derechos a la libre circulación y el acceso a sus mismas tierras.

 

Representantes de la comunidad San Fernando, distante a unos 80 kilómetros de la ruta pavimentada, rodeada de establecimientos ganaderos, se referían en el mencionado encuentro al cierre del camino por parte de los propietarios de las grandes estancias, en especial en días de lluvia, lo que les imposibilita circular libremente y que se vuelve muy delicado en casos de urgencias en que necesitan llegar hasta un centro médico. Antolín Aquino, uno de los antiguos líderes de la comunidad, lo decía en estos términos: “Estamos presos, no podemos sacar a nuestros enfermos”.

El mapeo participativo apunta a que los pobladores indígenas incidan en las decisiones de las autoridades locales, de tal manera a reducir los conflictos y se produzca un desarrollo comunitario participativo. En la marco de esta actividad del proyecto, los técnicos del Comité de Iglesias han realizado capacitaciones en la elaboración de mapas sociales, el manejo e interpretación de informaciones geográficas sobre recursos naturales, cálculo de áreas, datos biofísicos de recursos naturales y otros aspectos vinculados.

Al final del proceso de este trabajo se generarán mapas temáticos de las comunidades beneficiarias. Se espera que las actividades desarrolladas produzcan como resultado final el fortalecimiento de la capacidad de gestión territorial de las comunidades indígenas en el manejo sustentable de sus territorios.

La elaboración participativa de los mapas sociales es un proceso dirigido por el arquitecto Francisco Huerta, consultor del Comité de Iglesias. El trabajo cuenta además con la participación del antropólogo César Rosso y el ingeniero agrónomo César López.

El proyecto ejecutado por CIPAE es apoyado por Church World Service, una organización internacional que trabaja en diferentes países del mundo con el objetivo de dar respuestas justas y sostenibles al hambre, la pobreza, el desplazamiento y el desastre. Comenzó a trabajar en el año 1946 luego de la Segunda Guerra Mundial. Sus directivos visitaron este año las comunidades indígenas de San Fernando y San Lázaro, en las que conocieron de cerca la realidad vivida por sus habitantes.

Noticias relacionadas

Directivos de Church World Service visitaron comunidades indígenas del Chaco paraguayo

Indígenas reclaman efectiva participación política

Compartir con mis contactos...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn