20

Oct

2017

Organizaciones sociales alertan sobre pérdida de tenencia de tierras y anuncian el retorno de movilizaciones campesinas

Organizaciones sociales alertan sobre pérdida de tenencia de tierras y anuncian el retorno de movilizaciones campesinas imagen

La Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), que nuclea a varias organizaciones, ante la falta de implementación, por parte del Gobierno Nacional, de la ley que declara de emergencia nacional la agricultura familiar campesina en todo el territorio nacional, 75 días después de su promulgación, anunció su retiro de la mesa de diálogo con las autoridades del Poder Ejecutivo, y anunció la reactivación de movilizaciones de agricultores la próxima semana en reclamo al cumplimiento de la legislación. El Comité de Iglesias ha realizado un acompañamiento permanente de las manifestaciones campesinas desarrolladas en Asunción a lo largo de aproximadamente 40 días en los meses de julio y agosto de este año.

En una carta abierta a organismos internacionales de cooperación, la Coordinadora Nacional Intersectorial, ha solicitado la ayuda humanitaria de los mismos a las familias campesinas ante la grave crisis por la que atraviesa la agricultura familiar, manifestada, de acuerdo a lo expresado en el documento, en el hambre que sufren numerosos pobladores del campo, excluidos de los servicios de desarrollo del Estado por las prebendas y sectarismos partidarios, lo que agrava la extrema pobreza rural y acelera el masivo desplazamiento de campesinos y campesinas a las periferias de las áreas urbanas, así como la migración al extranjero en busca de mejores oportunidades.

La falta de mercado con precios justos para los agricultores, el contrabando a gran escala de productos agrícolas, las adversidades climáticas de los últimos tiempos y otros factores han desembocado en la imposibilidad del cumplimiento del pago de las deudas contraídas por los pequeños productores, lo que desemboca actualmente en un alto riesgo de pérdida de sus tierras en un escenario “casi terminal de desaparición” del campesinado paraguayo, lo que hace preocupante la falta de cumplimiento, por parte del Gobierno Nacional, de una ley promulgada más de dos meses atrás.

La Coordinadora Nacional Intersectorial ha expresado en la Carta que la Ley N° 5868/17 “fue una conquista sacrificada de la agricultura familiar campesina organizada en movilización y resistencia”, por lo que exige “el cumplimiento irrestricto de la ley sin contaminaciones prebendarias ni sectarias como resultado del electoralismo en el que está centrado y focalizado todo el gobierno nacional, dejando de lado su misión de estado para garantizar el acceso a los servicios de desarrollo como seguridad alimentaria, reactivación productiva, acceso a créditos y acceso a diferentes servicios de desarrollo que la Ley de EMERGENCIA NACIONAL así lo garantiza”.

FOTOGRAFÍA: Apoyo expresado por el Comité de Iglesias a las movilizaciones campesinas desarrolladas en Asunción en los meses de julio y agosto de este año.

Compartir con mis contactos...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn