30

Jun

2017

Indígenas reclaman efectiva participación política

En la quinta sesión de la Cumbre de la Sociedad Civil, pobladores indígenas de Concepción y el Chaco paraguayo hablaron sobre las sistemáticas exclusiones de las que son víctimas a diario, las que se expresan en actos como la violación de sus derechos a la libre circulación y el acceso a sus mismas tierras. Señalaron ser conscientes de la necesidad de la participación política para lograr sus conquistas, y la organización como un medio para llegar a ese objetivo. En momentos en que se discute sobre un proyecto de ley de creación de una Comisión que estudie propuestas para una eventual reforma de la Constitución Nacional, el Comité de Iglesias considera que los pueblos nativos del Paraguay deben estar representados en el proceso.

Pobladores indígenas de la comunidad San Fernando, localizada en el departamento de Presidente Hayes, a unos 80 kilómetros de la ruta pavimentada, rodeada de establecimientos ganaderos, denunciaron durante la quinta sesión de la Cumbre de la Sociedad Civil el cierre del camino por parte de los propietarios de las grandes estancias, en especial en días de lluvia, lo que les imposibilita circular libremente y que se vuelve muy delicado en casos de urgencias en que necesitan llegar hasta un centro médico. Antolín Aquino, uno de los antiguos líderes de la comunidad, lo expresó en estos términos: “Estamos presos, no podemos sacar a nuestros enfermos”.

Bernardo Aquino, dirigente comunitario de San Fernando, señaló que a los indígenas siempre se los arreó y a cambio de comida se les pidió votos durante las jornadas electorales para luego ser abandonados a su suerte, pero ello, según el líder nativo está cambiando. Dijo que los indígenas están empezando a organizarse para insertarse en la actividad política, un derecho que considera les corresponde.

Representantes de la comunidad Vy’a Pave, del departamento de Concepción, hablaron sobre el cercamiento de la comunidad por parte del monocultivo de la soja, la contaminación de sus arroyos, así como la deforestación que deja a su paso el avance del agronegocio. Al problema medioambiental se suma además la precariedad del sistema de atención a la salud pública. Una licenciada indígena en enfermería, Josefina Martínez, realiza con muchas dificultades un trabajo voluntario desde hace cuatro años. Pese a la insistencia de los pobladores, hasta ahora las instituciones no respondieron al reclamo de otorgarle un salario a la profesional nativa para que la misma siga brindando atenciones a su pueblo.

Bernardo Insaurralde, miembro del Comité de Iglesias, considera que en un eventual pacto social a ser acordado en una Asamblea Constituyente, los pueblos nativos del Paraguay deben estar representados porque en el actual, expresado en la Constitución Nacional vigente, solo está representada la nación paraguaya. La Constitución del año 1992, independiente a las concesiones realizadas a los pueblos indígenas, fue consensuada excluyendo a las naciones originarias del Paraguay.

En la reciente Audiencia Pública realizada en la sede del Congreso Nacional, en la que se discutió sobre un proyecto de ley de creación de una Comisión que estudie las propuestas para una posible Reforma Constitucional, el Comité de Iglesias sentó postura a favor de la inclusión de los pueblos indígenas en el proceso, una posición compartida por el destacado jurista paraguayo, el Dr. Luis Lezcano Claude, ex – Ministro de la Corte Suprema de Justicia.

Compartir con mis contactos...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn