19

May

2017

Comunidad indígena logra 40 hectáreas de producción agro-ecológica en territorio rodeado por el modelo agro-exportador.

En el marco del proyecto ejecutado por el Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE), en el departamento de Concepción, familias de la comunidad nativa Vy’a Pave, producen cultivos de diversas especies con el empleo de técnicas agro-ecológicas, apuntando a la producción agroforestal para desarrollar así acciones de mitigación de los efectos de los altos niveles de deforestación registrados en el norte paraguayo.

Vy’a Pave se encuentra ubicada en el distrito de Asotey, un reciente desprendimiento del segundo distrito más extenso del departamento de Concepción, Horqueta, a unos 150 kilómetros al este de la capital departamental. La comunidad indígena tiene 486 habitantes, de los cuales 211 son varones y 275, mujeres. En el lugar conviven dos etnias: Ava Guaraní y Pai Tavytera.

La comunidad de Vy’a Pave enfrenta tres problemas socio-ambientales graves, que afectan a su territorio y a su misma propiedad: 1) el acelerado avance de la agricultura extensiva de las grandes empresas que se va apropiando de considerables extensiones de tierra, lo que restringe drásticamente su acceso a fuentes tradicionales de alimentación mediante la caza y la recolección; 2) la invasión de la propiedad por parte de “rolleros” que ilegalmente talan árboles degradando así los bosques nativos y; 3) la desertificación que afecta al arroyo que cruza la comunidad.

El proceso de deforestación y degradación de los bosques se encuentra relacionada con el modelo de producción agro-ganadera de la zona, a gran escala, expulsora de comunidades rurales, tanto campesinas como indígenas. La pérdida de bosques impacta negativamente en la calidad social, económica y ambiental debido a la pérdida de la fertilidad de los suelos, la disminución de la flora y fauna, lo que implica la pérdida del equilibrio social, económico y ambiental de la población con sus bosques, haciendo que la pobreza aumente y disminuya la biodiversidad.

En ese contexto, el Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE) lleva adelante desde marzo del 2016 el proyecto denominado “Recuperación y enriquecimiento de bosques de la comunidad indígena Vy’a Pave”, financiado por el programa de la Organización de las Naciones Unidas, ONU REDD+, una iniciativa multilateral que patrocina acciones de mitigación de daños a las áreas boscosas.

A poco más de un año de la ejecución del proyecto, el CIPAE ha logrado que 30 familias produzcan en 40 hectáreas diversos rubros como mandioca, maní, maíz, zapallo, batata, poroto, mamón, banana y otros con el enfoque de producción agroecológica. Para alcanzar dicho logro se han llevado a cabo, desde el inicio, trabajos de asistencia técnica permanente, charlas y prácticas agroecológicas.

La asociación de cultivos, implementada en la comunidad, permite un mayor aprovechamiento de los espacios, además de evitar el deterioro de los suelos y el ataque de los insectos que se traduce en la proliferación de plagas y enfermedades.

En marzo de año el CIPAE procedió a la entrega de 10 mil plantines de varias especies arbóreas, a fin de reforestar parte de las 500 hectáreas en las que se encuentra asentada la comunidad indígena de Vy’a Pave.

En representación del Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia, el responsable del proyecto es el Monseñor Pablo Cáceres.

Compartir con mis contactos...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn